starbucks

Condenan a Starbucks

RESPONSABILIDAD DE STARBUCKS POR ROBO A CLIENTE EN UNO DE SUS LOCALES.

La Justicia condena a Starbucks a indemnizar a un cliente a quien le robaron su computadora en el marco de un asalto ocurrido en uno de sus locales.

El fallo fue dictado por la Sala D de la Cámara Civil en los autos “TAPIA ARAYA, JOSUE NAHUN ELIAS c/ STARBUCKS COFEE ARGENTINA S.R.L. s/ DAÑOS Y PERJUICIOS”.

Mediante este interesante pronunciamiento, la Cámara revocó la sentencia del Magistrado de primera instancia y condenó a la empresa de café a abonar una indemnización al damnificado.

Para así decidir, se tuvo en cuenta que pesaba sobre Starbucks un deber de seguridad, correspondiendo a la accionada garantizar la seguridad en los bienes que llevaba el actor, en su carácter de explotadora del comercio donde aconteció el hecho.

“No se ha acreditado en autos la causal de exoneración alegada, ya que correspondía a la accionada garantizar la seguridad en los bienes que llevaba el actor, en su carácter de explotadora del comercio donde aconteció el hecho, habiendo incumplido por ende la obligación de seguridad que cabía respecto del accionante.”

Sumado a ello, se sostuvo que en el caso de autos no existió ni caso fortuito ni fuerza mayor como eximentes de responsabilidad, ya que para que ello suceda, debe tratarse de un acontecimiento imprevisible e inevitable.

En este sentido, se tuvo en cuenta que con la inseguridad que vivimos en estos días, un robo no puede ser considerado un acontecimiento imprevisible. Tampoco se lo puede considerar un hecho inevitable porque, de haberse tomado alguna medida de seguridad probablemente no habría acontecido.

starbucks

Deber de seguridad

A mayor abundamiento, se precisó que por lo general, en Starbucks, el público asiste y al tiempo que consume alguno de los productos que se expenden se los ve utilizando sus notebooks, tablets, celulares, toda vez que la empresa los provee de todos los servicios de conexión y wifi gratis precisamente como un medio para atraer a la clientela, que se siente protegida dentro de un espacio cerrado, en lugar de utilizar esta tecnología en lugares públicos como una plaza, ya que no se pueden desconocer los episodios delictivos que diariamente acontecen en la vía pública.