starbucks

Starbucks condenada

STARBUCKS ES RESPONSABLE POR ROBO A CLIENTE EN UNO DE SUS LOCALES.

Starbucks condenada a indemnizar a un cliente a quien le robaron su computadora en el marco de un asalto ocurrido en uno de sus locales.

El fallo fue dictado por la Sala D de la Cámara Civil en los autos “TAPIA ARAYA, JOSUE NAHUN ELIAS c/ STARBUCKS COFEE ARGENTINA S.R.L. s/ DAÑOS Y PERJUICIOS”.

La Cámara revocó, así, la sentencia de primera instancia y condenó a la empresa de café a abonar una indemnización al damnificado.

Para así decidir, se tuvo en cuenta que pesaba sobre Starbucks un deber de seguridad, correspondiendo a la accionada garantizar la seguridad en los bienes que llevaba el actor, en su carácter de explotadora del comercio donde aconteció el hecho.

En otros términos, correspondía a la accionada garantizar la seguridad en los bienes que llevaba el actor, en su carácter de explotadora del comercio donde aconteció el hecho.

Sumado a ello, se sostuvo que en el caso de autos no existió ni caso fortuito ni fuerza mayor como eximentes de responsabilidad, ya que para que ello suceda, debe tratarse de un acontecimiento imprevisible e inevitable.

Con la inseguridad que vivimos en estos días, un robo no puede ser considerado un acontecimiento imprevisible.

Tampoco se lo puede considerar un hecho inevitable porque, de haberse tomado alguna medida de seguridad probablemente no habría acontecido.

starbucks

Deber de seguridad

Se precisó que, por lo general, a Starbucks, el público asiste y al tiempo que consume alguno de los productos que se expenden se los ve utilizando sus notebooks, tablets, celulares, toda vez que la empresa los provee de todos los servicios de conexión y wifi gratis precisamente como un medio para atraer a la clientela, que se siente protegida dentro de un espacio cerrado, en lugar de utilizar esta tecnología en lugares públicos como una plaza, ya que no se pueden desconocer los episodios delictivos que diariamente acontecen en la vía pública.

En otras palabras, al beneficiarse con este negocio, Starbucks -y cualquier otra empresa similar- debe extremar las medidas de seguridad para garantizar a sus clientes una estadía placentera y pacífica, colocando -o en su caso incrementando- la vigilancia en cualquiera de las formas posibles,  por lo menos, para persuadir a eventuales delincuentes de cometer actos como el perpetrado contra el aquí actor.  

El fallo completo se puede leer aquí.

No dude en contactarse con nuestros especialistas en defensa del consumidor.