Abogados Accidentes de Tráfico

Especialistas en Accidentes de Tránsito en Capital Federal y toda la Provincia de Buenos Aires

En F&L ABOGADOS usted podrá encontrar el mejor respaldo en materia de abogados accidentes de tráfico en Capital Federal y Buenos Aires, quienes luego de asesorarlo en todos los aspectos fundamentales de su caso, se encargarán de realizar los reclamos correspondientes; en principio, ante él o los responsables del accidente, así como también frente a las compañías aseguradoras.

 

En este contexto, al contar con el apoyo de un abogado accidentes usted podrá asegurarse todos los resarcimientos económicos que dicta la ley, independientemente de si el accidente ocurrió en la Provincia de Buenos Aires o en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Nuestro equipo está integrado por abogados en accidentes de tránsito altamente especializados. Esto significa que nuestro Estudio cuenta con los más altos niveles de formación y de actualización, de forma tal de poder brindarle al cliente un tipo de representación legal de excelencia; en primera instancia, ante las compañías de seguros, o bien llevando su reclamo al ámbito de la justicia, si esto fuera necesario.

+500

Casos Exitosos

Lo invitamos a que se comunique con nuestras oficinas para recibir más información sobre cómo nuestro estudio puede respaldarlo en caso de sufrir un accidente de tránsito. Contamos con especialistas en accidente de tránsito en Capital Federal  como abogados en accidentes de tráfico en la  Provincia de Buenos Aires.

Abogados de Accidentes de Transito

Es importante mencionar que, en la gran mayoría de los casos, se puede obtener una mejor indemnización si el damnificado cuenta con el respaldo de un abogado en accidentes de tránsito,  especializado en estos temas para reclamar ante una aseguradora.

Por esa razón, en nuestro estudio podemos asesorarlo acerca de la posibilidad de iniciar su reclamo ante quien corresponda. Nuestro principal objetivo al respecto es representar al cliente con absoluta seriedad y compromiso para que éste pueda obtener una indemnización justa en función de los daños sufridos, desde gastos médicos, daños materiales, y secuelas o lesiones que puedan ser consecuencia del accidente.

 

En aquellos casos en los que corresponda iniciar acciones judiciales, nuestro grupo de profesionales especializados en accidentes de tránsito lo representarán con la responsabilidad y el prestigio que caracterizan a nuestro estudio desde hace décadas.

Accidentes de Tránsito

Ya sea que el accidente fuera sufrido como peatón, conductor de auto o moto, pasajero de transporte público, lo que se debe hacer es lo siguiente: -Tomar los datos del responsable del siniestro y del vehículo embistente (nombre y apellido, DNI, domicilio, teléfono, licencia de conducir, número de póliza, período de vigencia de la misma y el nombre de la compañía aseguradora). -Si existieron lesiones, se debe llamar de inmediato al SAME (107) o a la POLICIA (911). -En caso de ser atendido por médicos pedirles los datos personales, el certificado con un detalle de todas las lesiones sufridas y cualquier comprobante de la atención recibida. -Buscar datos sobre el lugar del accidente, el sentido en que transitaban los vehículos, la fecha de ocurrencia, la hora, si existían señales de tránsito visibles y cuáles eran las condiciones climáticas. -Pedir los datos personales completos de la mayor cantidad de testigos posibles, incluidos sus nombres, apellidos, documento, dirección y números telefónicos en los cuales se los pueda contactar. -Tomar fotografías de todos los vehículos y de los daños sufridos, de la posición en la que quedaron los mismos, del lugar del siniestro y las lesiones en caso de que existan. -Realizar los antes posible y en un plazo no mayor a 72 hs (3 días corridos) la denuncia del siniestro en su compañía de seguros.
Sólo corresponde hacer la denuncia penal en caso de existir lesiones o el fallecimiento de alguno de los involucrados en el siniestro, la cual puede ser iniciada de oficio por las autoridades competentes.
Se cuenta con un plazo de 3 días corridos desde el momento del accidente.
La aseguradora cuenta con 30 días corridos para expedirse, y si no lo hace se considera que aceptó el derecho del asegurado a ser indemnizado.
En principio se recomienda no realizar ninguna reparación hasta que el inspector de la aseguradora haya revisado el vehículo. Sin perjuicio de ello, si es necesario repararlo de forma inmediata para poder utilizarlo, se puede hacer, sacando antes fotografías de todos los daños existentes.
La respuesta siempre es SI. Es completamente necesario ir a un hospital dentro de las 24 hs de ocurrido el siniestro y solicitar todo tipo de estudios en las zonas que pudieron resultar afectadas. Todo estudio, certificado e indicaciones van a ser imprescindibles para poder iniciar cualquier reclamo legal.
Siempre que los costos no sean excesivos y guarden una relación normal con los de mercado, el damnificado puede elegir el taller donde desee realizar la reparación de su vehículo.
Cuando la reparación o el reemplazo de las partes tenga un costo superior al 80% del valor del vehículo en el momento de ocurrencia del accidente.
La Franquicia es una parte del costo del arreglo que queda a cargo del asegurado. Siempre que el valor total del siniestro sea superior al monto de la franquicia, el excedente será cubierto por la compañía aseguradora.
De acuerdo a la Ley Nacional de Tránsito es de 40 km/h en calles y 60 km/h en avenidas.
Tiene prioridad de paso quien circula por la rotonda ante el que quiere ingresar a la misma, y tiene prioridad el que desea salir de la rotonda ante quien viene circulando.
Es el trámite que debe realizar quien resulta afectado en un accidente, para poder reclamar a la aseguradora del vehículo que resultó responsable, la indemnización por los daños y perjuicios sufridos.
-Presentarse el reclamante con DNI; -La Cédula Verde o el título de propiedad del automotor; -El certificado de cobertura de la aseguradora del reclamante; -Si lo que se solicita es el pago de la franquicia, se necesita una nota emitida por la aseguradora de quien reclama, donde se indique cuál es el monto de la franquicia y el valor total de la reparación que haya sido autorizado (también llamado Carta de Franquicia). -La denuncia del siniestro a la aseguradora del reclamante; -Carnet de Conducir vigente; -Valor de reparación (presupuesto) discriminando entre el precio de repuestos y la mano de obra. -Fotos de los daños donde se pueda individualizar el automóvil que reclama (es decir donde aparezca la patente). -En caso de existir lesiones: Estudios médicos, certificados, denuncia penal. -Pueden también exigir que un inspector analice el vehículo.
Lo principal es realizar una consulta con un abogado accidentes de tránsito, para analizar el caso puntual y este decida si es mas conveniente solicitar la rectificación de la denuncia, o iniciar el proceso de mediación y consecuentemente, en caso de no acordar, el proceso judicial.
Lo primero que se debe hacer es realizar la denuncia penal. Asimismo, se debe buscar testigos que hayan presenciado el accidente y puedan informar acerca de la mecánica de los hechos y sobre los vehículos que intervinieron.
Como primera medida se debe consultar con un abogado accidentes, para analizar el caso puntual y éste decida si es mas conveniente intimar a realizar la denuncia, o iniciar el proceso de mediación y consecuentemente, en caso de no acordar, el proceso judicial.
(i) Instancia administrativa. Primero se acuerda una entrevista con el interesado en el Estudio y se procede a analizar la situación y toda la documentación que se relacione con el siniestro. Si todavía no fueron realizadas, se van a hacer todas las denuncias que sean necesarias, tanto con la aseguradora como en las sedes penales y/o administrativas correspondientes. También se enviarán las cartas documentos necesarias.(ii) Mediación previa y obligatoria. Realizadas las intimaciones correspondientes y tras agotarse las vías administrativas tendientes a resguardar los derechos de quien haya sufrido el accidente, se procederá a solicitar una mediación, la cual es obligatoria y debe realizarse ante un mediador autorizado. Si en esta etapa se llega a un acuerdo, se termina el reclamo y el cliente cobrará el monto acordado. De no ser posible el acuerdo, queda habilitada la instancia judicial.(iii) Reclamo judicial. Si no se pudo conciliar o llegar a algún acuerdo satisfactorio en la mediación, se deberá acudir a la justicia, para obtener la indemnización correspondiente. Nuestro equipo de abogados lo asesorará en cada una de estas etapas para que pueda conseguir la mayor indemnización en el menor tiempo posible.